11 de Mayo de 2018   -   Categoría: Blog
Comparte en:

Fórmulas para ahorrar agua en la comunidad de vecinos

Fórmulas para ahorrar agua en la comunidad de vecinos

La calefacción y el agua caliente centralizada acaparan el mayor consumo de agua de una comunidad de vecinos. Con la llegada de los meses más cálidos, este gasto disminuye, pero aparecen nuevas necesidades que pueden disparar su uso. Disponer de amplias zonas ajardinadas o de piscinas colectivas puede desbocar el gasto si no se tiene cuidado.

 

El control exhaustivo del consumo de agua puede suponer, por un lado, un considerable ahorro a los propietarios y, por otro, importantes beneficios para el medioambiente.

 

En muchos casos, basta con modificar algunos hábitos para reducir las necesidades hídricas. En otros, la tecnología puede ser una gran aliada.

 

 

Jardines

 

Tener un bonito jardín es posible sin que por ello haya que pagar un alto precio. Uno de los grandes consumidores de agua es el césped. Se estima que, diariamente durante el verano, se necesitan 6 litros de agua por cada metro cuadro para mantenerlo en perfecto estado. Lógicamente, a menor extensión, menor consumo.

 

Sabiendo esto, es posible optar por otras soluciones estéticas con un mantenimiento menos costoso, como por ejemplo espacios con grava, corteza de árboles, piedras, arena u otros elementos decorativos de este estilo.

 

Una buena selección de las plantas también puede reducir la factura del agua. Las especies autóctonas están perfectamente adaptadas a la climatología de la zona, por lo que no precisan de tanto riego como otras originarias de climas más húmedos.

 

Lógicamente, el sistema de riesgo utilizado también condiciona las necesidades de agua. El goteo o la microaspersión optimizan los recursos y ayudan a reducir el coste de suministro. Utilizar estos sistemas junto a una correcta programación para aprovechar las horas de menos calor es una buena medida de ahorro. 

 

Además, pueden implementarse otros equipos que eviten la puesta en funcionamiento del riego en caso de lluvia o fuerte viento o, incluso, que permitan reutilizar el agua.

 

 

Piscinas

 

Junto a los jardines, el otro gran consumidor de agua durante el verano es la piscina. Hasta hace pocos años, lo habitual era vaciarla durante los meses de inactividad para volver a llenarla con la llegada del buen tiempo. Obviamente, esto suponía un enorme gasto.

 

Hoy en día, existen fórmulas que permiten mantener el agua en condiciones óptimas durante todo el año. Las empresas especializadas tratan el agua y utilizan los sistemas necesarios para el correcto mantenimiento del contenido y el continente. Ya no es necesario llenar completamente el vaso cada temporada.

 

Como cualquier otra instalación de la comunidad, la piscina precisa de revisiones periódicas y de un mantenimiento constante. En este caso, detectar una fuga a tiempo puede ahorrar mucho dinero: la pérdida de una gota de agua por cada segundo se convierte en 8.000 litros al año.

 

Por supuesto, una adecuada elección de los distintos elementos que conforman la instalación repercute también en la factura mensual. Existen en el mercado sistemas de filtrado que no precisan de una gran cantidad de agua para la limpieza de los filtros. Por otro lado, se pueden instalar canalizaciones que reviertan a la piscina el agua derramada en el exterior. También son útiles las duchas accionadas mediante pulsadores.

 

En Llavelia Administración de Fincas tenemos todas estas cuestiones en cuenta a la hora de gestionar eficientemente las comunidades de vecinos que confían en nosotros. Junto con nuestras empresas colaboradoras, estamos implicados en la eficiencia energética tanto por el bien de nuestros clientes como por el del medioambiente. 

 

 

 

Llavelia Administración de Fincas - Cuenca

< volver
© Copyright Llavelia - Administración de fincas y alquileres - Aviso Legal
Diseño, programación y hosting by Web-dinamica ®
Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Privacidad.